Regresar

Compartir:

UANL reconoce contribución de Ingenieros Agrónomos

El 22 de febrero se celebra en México el Día del Agrónomo. La Universidad Autónoma de Nuevo León forma a estos profesionales con los más altos estándares de calidad educativa, responsabilidad social y desarrollo sustentable.

Considerado una de las piezas clave en la producción de alimentos, preservación y uso adecuado de los recursos naturales, el ingeniero agrónomo se posiciona como uno de los profesionistas de gran relevancia para el crecimiento agrícola y ganadero del país.

La Universidad Autónoma de Nuevo León, por más de seis décadas, ha formado profesionales competitivos en las carreras de Ingeniero Agrónomo, Ingeniero en Agronegocios, Ingeniero en Biotecnología e Ingeniero en Industrias Alimentarias.

Como prueba de su fortalecimiento, en 2017 la Facultad de Agronomía fue avalada por el Comité Mexicano de Acreditación de la Educación Agronómica (COMEAA), al reconocer sus programas académicos de licenciatura con altos estándares de calidad.

En el marco del 22 de febrero, el Director de Facultad de Agronomía, Alejandro Sergio del Bosque González, destaca al ingeniero agrónoma como uno de los protagonistas en la producción del campo.

“Para nosotros, la labor del sector agroalimentario es primordial, porque básicamente es el sustento de cualquier nación. El ser autosuficiente en alimentación brinda soberanía a los países. El ingeniero agrónomo es uno de los responsables de generar el bienestar y crecimiento en este sector. Además, otro de los puntos importantes es que hemos trabajado por la conservación del medio ambiente”, expresó el funcionario universitario.

 

¿Cuál ha sido el impacto económico de la agronomía en México?

“En el último año, el Gobierno Federal ha dado cifras de que la producción agropecuaria en el país ha rebasado el producto interno bruto, en beneficio económico, en comparación con las remesas y el turismo. Asimismo, México se ha posicionado como una de las naciones que más exporta ciertos productos alimenticios, y esto es parte gracias a la labor del agrónomo, que influye en la creación, conservación y producción de la riqueza alimentaria”, dijo Del Bosque González.

Actualmente, la institución cuenta con una matrícula de mil 306 estudiantes, que están inscritos en los diferentes programas de licenciatura y posgrado.

Además de los cuatro carreras de licenciatura, ofrece a nivel de posgrado: Maestría en Ciencias en Producción Agrícola y el Doctorado en Ciencias Agrícolas, ambas reconocidas por el Padrón Nacional de Posgrado de Calidad.

En forma conjunta con la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia, se imparte la Maestría y Doctorado en Ciencia Animal.

“Nuestros programas son uno de los más fuertes del país, ya que preparamos jóvenes competentes en los diferentes campos profesionales. Lo que buscamos son egresados socialmente responsables y que impacten en la sociedad”, puntualizó.

 

La equidad de género se empata en el sector agropecuario

Uno de los cambios marcados en los últimos años es la incursión de la mujer en las carreras relacionadas con el desarrollo agropecuario.

De los mil 306 alumnos que están inscritos en la Facultad de Agronomía, 536 son mujeres y 616 son hombres, reflejando que cada día el sector femenino se interesa por esta área profesional, considerada hace unos años como carrera exclusiva para varones.

“La equidad de género ha evolucionado en el sector agropecuario en los últimos años. De hecho, la mujer siempre tuvo participación en el campo, porque son las que transforman y conservan el alimento. Ellas participan por igual en la cuestión de la producción, diseño y planeación”, destacó Del Bosque González.

Responsable: Prensa UANL

UANL
UANL