Regresar

Compartir:

“La pasión es clave para el emprendimiento”

Inyectar pasión a todo lo que realizas, a tu proyecto de vida u otras actividades, es la clave para emprender un negocio, aseguró Marcelo Trujillo Aguas, estudiante de Creación y Desarrollo de Empresas, quien charló con estudiantes de la Facultad de Ciencias Químicas de la UANL sobre “Las inquietudes de un joven empresario”.

Los puntos abordados fueron las claves para iniciar un proyecto emprendedor y cómo vencer los miedos. Para comenzar a dirigir con éxito un negocio, es importante establecer un equilibrio entre las actividades de la vida diaria y el tiempo empleado a la empresa. Además, se requiere de un equilibrio físico y mental.

“Lo que les puedo recomendar es encontrar un `dolor de mercado`, es decir, encontrar en donde está el área de oportunidad para iniciar su negocio o elaborar un nuevo producto. También hay que pensar en emprender con la visión de ayudar a nuevas personas dándoles empleo, no sólo irse por el lado de ganar dinero”, puntualizó el estudiante del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey.

Entre los miedos que aparecen cuando los jóvenes se deciden a emprender son el no creer en sí mismos, la falta de dinero, el fracaso, entre otros.

De acuerdo con cifras de Trujillo Aguas, los jóvenes de entre 18 y 24 años representan el 19 por ciento del emprendimiento en México, y el 66 por ciento de entre 15 y 21 años piensan convertirse en emprendedores; en Nuevo León es del 73 por ciento.

“Los invito a explotar su ‘capital mental’, aprovechen el tiempo en nuevas ideas y emprendimiento, que la pasión no se les apague”.

Actualmente Marcelo Trujillo Aguas tiene su propio negocio de nieve llamado Frutao, que ya tiene dos años y cuenta con más de 400 clientes en Monterrey. Su objetivo a corto plazo es expandir su producto al sur del país a través de plazas comerciales.

Responsable: Prensa

UANL
UANL