Regresar

Compartir:

¿Qué es un golpe de calor?

Cuando la temperatura corporal supera los 40 grados, a consecuencia del esfuerzo físico, enfermedades crónicas o cuestiones ambientales; presenta diversos síntomas y consecuencias que pueden ser mortales. En este verano te recomendamos cómo prevenir y atender un golpe de calor.

Sientes cansancio, mareos, náuseas y/o debilidad cuando caminas o te ejercitas bajo los incandescentes rayos del sol.

¡Cuidado! Puede tratarse de un golpe de calor.

El profesor de Medicina Preventiva de la Universidad Autónoma de Nuevo León, David Castañeda Vásquez aseguró que este padecimiento es muy común durante el verano, y poco reconocido por las personas.

Pero, ¿qué es el golpe de calor? Es la incapacidad de regular la temperatura corporal; quien lo sufre experimenta síntomas que, de ignorarse, pueden ocasionar daños graves o incluso la muerte.

“La gente no se siente susceptible a esas enfermedades, ni los jóvenes ni los niños se sienten que les va a dar un golpe de calor”, aseguró el especialista de la Facultad de Medicina de la UANL.

En los jóvenes, el golpe de calor es más común por esfuerzo. Esto ocurre cuando las personas realizan alguna actividad física sin la debida hidratación y bajo condiciones climatológicas adversas.

En los niños y adultos mayores, el golpe de calor se hace latente aunque no estén expuestos al sol, que lo hace los más vulnerables. Es peligroso que permanezcan en lugares de nula ventilación y altas temperaturas.

“Ellos no se percatan del cambio de temperatura que está pasando en su cuerpo, ellos están sentados, en un lugar cerrado, sin clima, no circula aire, entonces aumenta la temperatura.

“Es importante tenerlos en lugares acondicionados, que tengan circulación de aire. No necesita estar en el sol, si la temperatura en donde se están es muy alta”, señaló el especialista de la UANL.

En espacios cerrados, como el hogar o área de trabajo, debe mantenerse una temperatura entre 18 a 26 grados centígrados.

La temperatura promedio de una persona es de 37 grados, pero cuando el cuerpo registra una temperatura superior a los 40 grados, se presentan problemas neurológicos que se traducen en insolación o la muerte.
La hidratación, clave para prevenir el golpe de calor

La mejor manera de prevenir un golpe de calor es consumir agua, de preferencia aquella que contenga electrolitos.

“A veces sudas y de repente se te corta el sudor porque ya no tienes agua, la gente dice ¡qué bueno, ya no estoy sudando!, pero es algo muy normal que la gente necesita para controlar su temperatura, pues dejar de sudar es síntoma de que necesitas agua.

“Cualquier persona que ha estado expuesta al sol o en zonas como cocinas, calderas, lugares que están expuestos a temperaturas muy altas, deben cuidarse, hidratarse”, precisó el doctor David Castañeda.

Síntomas del golpe de calor

  • Cansancio
  • Debilidad
  • Náuseas
  • Mareos
  • Falta de aire
  • Piel caliente y seca pero no sudorosa
  • Desesperación
  • Perdida del conocimiento

¿Cómo prevenir el golpe de calor?

  • Tomar agua (no esperar a tener sed y cargar con una botella de agua para recordar que hay que hidratarse)
  • Tomar líquidos con electrolitos
  • Comer frutas y verduras ricas en agua
  • Vestir con ropa holgada, de algodón y colores claros
  • Usar sombrero y lentes solares si te expones a la intemperie

 

Si caminas o haces actividad física:

  • Hidratarte dos horas antes de salir y durante el ejercicio
  • Tomar reposos bajo sombra
  • Buscar compañía, de ser necesario te auxiliará ante un golpe de calor

 

  • Evitar exponerte al sol de 11:00 a 15:00 horas
  • Evitar el consumo de bebidas energizantes con cafeína, azucarados o bebidas alcohólicas, ya que hacen perder más líquidos corporales

 

¿Cómo atender el golpe de calor?

  1. Hidrátate y reposa en un lugar con sombra
  2. Si los malestares persisten, recuéstate y levanta las piernas
  3. Ante falta de aire o presencia de nauseas, coloca prendas mojadas en axilas, ingle y cabeza
  4. Ante la pérdida del conocimiento o presencia de convulsiones, activar el servicio médico de emergencia.

 

En el lapso no mayor a una hora deben desaparecer los síntomas del golpe de calor, de lo contrario es importante acudir al médico.

Responsable: Prensa UANL

UANL
UANL