Usan ciencia contra especies invasoras

   

 

Por: Alejandro Salas
 
La Universidad Autónoma de Nuevo León es pionera en el estudio sobre la extinción de las especies invasoras y su análisis de riesgo en México.
 
Y este título solamente se puede obtener a base de trabajo e investigación.
 
Interesado desde pequeño en los hábitats acuáticos, el doctor Roberto Mendoza Alfaro, de la Facultad de Ciencias Biológicas y actual miembro del SNI nivel 2, decidió investigar sobre las especies invasoras del Estado y del País y cómo poder contrarrestar su efecto en los cambios ambientales.
 
“Una especie invasora se refiere a una especie que sale de su ámbito natural y que llega a tener las características para poder establecerse, y una vez que se establece, se va a dispersar y causar daños a la economía, a la salud y sobre todo al medio ambiente”, explicó el Director del Labortorio de Ecofisiología.
 
Entre sus principales aportaciones se cuenta la conservación del Procámbarus Regio y la erradicación del Procámbarus Clarkii, langosta que buscaba desplazar a la especie regiomontana y que inició su invasión por motivos de acuacultura.
 
Al desplazar al Langostino Regio la ecología podría verse desbalanceada ya que solamente quedan dos lugares donde hay langostinos regios, en el municipio de Cerralvo y en cautiverio en la Facultad de Ciencias Biológicas.
 
"El Procámbarus Clarkii tiene muchas ventajas ecológicas: crece más y cava madrigueras en los ríos”, expresó, “e incluso cuando éstos se secan, esta especie continúa ahí y, al regresar las lluvias, ellos son los primeros que van a habitarlos y, como son colonizadores, son los que van a dominar los espacios”.
 
El langostino invasor porta un hongo que es dañino para otros crustáceos y su desplazamiento, aunado a su tamaño, lo hacen competir frente a la especie nativa por ciclos de reproducción, alimento, entre otros asuntos, lo que conlleva a su extinción.
 
Entre sus investigaciones destaca también la del Cíclido Joya: un pez invasor africano que se introdujo en Cuatro Ciénegas, Coahuila, y que ataca al Cíclido Endémico, que sólo crece en las cuatro únicas fosas de dicho municipio, por lo que se trata de una investigación de gran repercusión.
 
“El Cíclido Endémico preda un caracol que vive en dichas fosas y que a su vez se alimenta de estromatolitos, que son formaciones de colonias bacterianas que tienen que ver con el origen de la vida”, explicó Mendoza Alfaro.
 
“Cuando se introdujo el Cíclido Africano inició la escasez del Cíclido Endémico, lo que hizo que el caracol proliferara y que bajara la presencia de estromatolitos”.
 
El doctor y su equipo se han dado a la tarea de crear una línea de cíclidos denominados “súper machos” o “cíclidos YY”, que consiste en criar machos y revertirlos en hembras que al cruzarse crean machos con doble cromosoma Y, y que, por introgresión, continúan cruzándose para reproducir únicamente “súper machos’.
 
“La intención es meter estos machos para que se extinga la población original de cíclidos Joya”, comentó. 
 
Además de la eliminación de especies invasoras, el doctor de la Facultad de Ciencias Biológicas también ha realizado una importante labor en la conservación de especies nativas como la del Catán.
 
“El Catán es una especie endémica del país que estaba en peligro de extinción; quedaban sólo 40 ejemplares y estaban inventariados en la nación”.
 
En un principio se trabajó para poder distinguir hembras de machos, sin dañarlos, y posteriormente se hicieron estudios con las larvas de dichos peces para detener el crecimiento de su hocico y evitar que entre ellos se pudieran canibalizar y lograr que comieran presas pequeñas y se les diseñaran dietas.
 
“Hemos ido refinando toda la investigación y ya tenemos poblaciones sustentables con miras a introducirlas. Tenemos ejemplares que actualmente miden más de un metro”, aseguró Mendoza Alfaro.
 
Su labor y perseverancia ha puesto en alto el nombre de la Máxima Casa de Estudios a nivel mundial. 
 
“Somos pioneros en esta investigación por habernos preocupado por estas especies. De hecho, importantes universidades como la Universidad de Louisiana vienen a aprender de nosotros y nos citan mucho por nuestras investigaciones”, manifestó orgulloso el investigador universitario.
 
El Doctor Roberto Mendoza Alfaro es Biólogo egresado de la UNAM e hizo sus estudios de doctorado en Ciencias en Nuevo Régimen en Acuacultura y Pesca en la Université de Bretagne Occidentale en Francia. Su correo es roberto.mendozaal@uanl.mx y su página de Research Gate es http://www.researchgate.net/profile/Roberto_Mendoza3