Pide no disminuir conciencia contra sida

   

 

Por: Alejandro Salas

A principios de los años 90 se le conocía como la enfermedad que iba a ocasionar el cataclismo en el mundo. El vih/sida preocupaba ya a toda la población.
 
Y si bien es enorme la cantidad de personas que han muerto por esta causa,  en el presente se han descubiertos métodos médicos que pueden controlar, mas no curar, los daños que ocasiona la infección, lo que otorga a los que la padecen hasta 30 años más de vida, lo que preocupantemente ha ocasionado que la conciencia por la enfermedad haya disminuido.
 
Sin embargo, al aprovechar el cumplimiento del Día Mundial de la Lucha contra el Sida, celebrado el 1 de diciembre, Javier Ramos Jiménez, Jefe del Servicio de Infectología del Hospital Universitario, aseguró que es la indiferencia ante los datos del pasado lo que puede ocasionar problemáticas futuras.
 
“En nuestra comunidad se ha perdido el interés, puesto que la sociedad percibe que esto ya pasó, cuando en realidad no es así”, afirmó el especialista.
 
“El problema lo tenemos todo el año y es muy importante que la gente sepa que no ha desaparecido. Seguimos viendo casos nuevos en los hospitales públicos y privados de Monterrey”.
 
Este dato lo confirma el hecho de que diariamente se registran más de 6 mil casos nuevos de vih/sida a nivel mundial, que se suman a los 35 millones de personas que sufren de esta enfermedad en todo el globo. Y México cuenta con un registro de 350 mil casos del virus de inmunodeficiencia humana.
 
Descubierto en 1983, el síndrome de inmunodeficiencia adquirida es una enfermedad de transmisión sexual que tarda entre cinco y siete años en presentar síntomas, y que es contagiada generalmente por contacto sexual sin la utilización de protección o sin las medidas preventivas eficientes, sin olvidar la transmisión por el embarazo o la actividad sexual con más de una pareja.
 
“Es muy claro que el factor epidemiológico más contundente se presenta por la exposición sexual a una persona infectada y obviamente la persona que tiene mayor número de exposiciones sin protección es la que tiene mayor probabilidad de tener la enfermedad”, comentó Ramos Jiménez, para agregar que el sida no es una cuestión de género ni de preferencia sexual.
 
Pese a que los síntomas se presentan tiempo después del momento de la infección, las primeras anomalías son fiebres que sin causa aparente, diarreas prolongadas, neumonía con pneumocystis, cáncer de piel llamado sarcoma Kaposi y, la más notable, baja de defensas ante cualquier enfermedad.
 
“No se debe descuidar el tema, hay que tener claro que la mejor forma de abordar este problema es con la prevención”, agregó Ramos.
 
La recomendación del doctor es de realizarse un análisis médico mínimo una vez por año desde que se tiene una vida sexual activa, ya que desde el momento del contagio, la persona puede ser transmisor.
 
La Universidad Autónoma de Nuevo León está en constante apoyo contra el VIH, ya que, además de consultar y dar apoyo a las personas afectadas, realiza desde hace 14 años pláticas de jóvenes estudiantes hacia niños y adultos y así enfatizar la disciplina de la prevención.
 
La importancia del Día Mundial de la Lucha contra el SIDA es un tema de relevancia mundial, es por ello que Ramos Jiménez destacó la relevancia de la efeméride.
 
“Es importante que al menos una vez al año todos los sistemas de salud en el mundo hablemos del SIDA”, concluyó.