El mejor ahorro, el de largo plazo

   

 

Por: Alejandro Salas
 
Ahorrar es bueno, invertir lo ahorrado es más que bueno, pero ahorrar para el largo plazo es lo mejor que se puede hacer.
 
Aunque parezca difícil de realizar, guardar las ganancias actuales en un fondo para el retiro (AFORE) es una de las mejores estrategias financieras de la actualidad, como bien lo explicó la Directora del Centro de Investigaciones Económicas de la UANL, la doctora Cinthya Caamal Olvera, quien aprovechó la celebración del Día Mundial del Ahorro para transmitir un mensaje en beneficio del pueblo de México.
 
“El ahorro es lo que dejas de gastar para utilizarlo en un futuro, para poder hacerles frente a ciertos imprevistos y gastos que se desean hacer.
 
“Además es importante porque da un horizonte de planeación a futuro y la posibilidad de acumular recursos que sirvan para un patrimonio”, aseguró la especialista universitaria.
 
“En la actualidad, solamente el uno por ciento de las personas ahorra para el largo plazo o para el futuro, o sea, para el retiro, para el momento en que la persona ya no pueda trabajar”.
 
Según estadísticas dadas por la doctora, solamente el 36 por ciento de la población del país ahorra de manera formal, esto es, con una meta; un porcentaje menor lo hace pero de una manera informal, y el resto no realiza ningún ahorro.
 
Una de las razones por las que el número de personas que ahorra es bajo es la insuficiencia de recursos o la poca adquisición monetaria, sin embargo, un plan de ahorro puede resultar efectivo si se da bajo una correcta planeación.
 
“Primero que nada se tiene que hacer un presupuesto y se tienen que dividir los gastos que se realizan cada mes, por ejemplo, el alquiler de la casa, la hipoteca, los servicios de la colegiatura, entre otros; y del resto, se debe tomar cierta cantidad para esta meta final del ahorro”.
 
Para avanzar en la cotización que cada uno tenga en su AFORE es necesario comparar instituciones bancarias para verificar las diferentes tasas de interés que pueden otorgar y ahorrar el 10 por ciento del ingreso mensual más el que se genera por los intereses de la institución seleccionada.
 
Por su parte, la especialista financiera recomendó seguir unas reglas básicas para lograr un ahorro efectivo: conocer la capacidad real de ahorro, saber los gastos que se tienen y reducir las deudas lo menor posible; además de distinguir entre deseos y necesidades; evitar las compras hormigas (compras pequeñas que resultan una cantidad importante al final de mes); y definir para qué se está ahorrando.
 
La Universidad Autónoma de Nuevo León apoya a los estudiantes a ingresar al mundo financiero al otorgar una cuenta bancaria gratuita por medio de la credencial universitaria.
 
“El 30 por ciento de los jóvenes universitarios trabaja y la mayoría ahorra, pero hay que ir más allá y pensar en dejar un porcentaje pequeño para el retiro laboral. 
 
“El ahorro puede hacer que una economía crezca, que se generen recursos para tener un mayor bienestar y para que se incentive el ahorro formal en las familias mexicanas”, concluyó la Directora del Centro de Investigaciones Económicas.
 
Si quieres verificar tu AFORE, saber cómo iniciar uno o tener mayor información, ingresa a las ligas relacionadas o llama al 8329-4150 al Centro de Investigación Económica.