Universidades de Nuevo León capacitan a testigos sociales

La Universidad Autónoma de Nuevo León participa en la formación de observadores en los procesos de contrataciones de los gobiernos estatales y municipales, en colaboración con el Tecnológico de Monterrey y la UDEM.

   

La primera generación de testigos sociales de Nuevo León concluyó su curso de capacitación el 4 de agosto.

Este grupo está integrado por 24 ciudadanos interesados en la transparencia de las compras gubernamentales, que se formaron con especialistas de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL), Universidad de Monterrey (UDEM) y del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM).

El curso se efectuó del 10 de julio al 4 de agosto, fecha en la que se entregaron los diplomas, en la Facultad de Ciencias Biológicas de la UANL.

Los participantes tomaron el curso con duración de 36 horas, dividido en nueve semanas, en tres instituciones de educación superior del Estado. En la UDEM, se realizó la introducción del curso “Capacitación para Testigos Sociales”, se revisó el marco normativo y principios básicos.

El programa continuó en la Escuela de Gobierno del Tecnológico de Monterrey, con los procedimientos de contratación, el marco legal y funciones del testigo social.

Concluyó en la Universidad Autónoma de Nuevo León, con un caso práctico y aspectos relevantes de la Ley de Obra Pública del Estado.

En el curso, participaron ciudadanos del estado, cuyo perfil es contar con estudios y experiencia profesional, que fungieron como funcionarios públicos con una antigüedad superior a un año, además del deseo de poder contribuir con sus capacidades en los procesos de compras de los Gobiernos estatal y municipal de Nuevo León.

“Esta capacitación marca un hito en el Estado, encaminado a formar modelos de participación organizada, que permita intervenir adecuadamente en los asuntos públicos y potencie las capacidades existentes.

“Es muy distinto cuando uno solo señala el error, la incapacidad, la diferencia, o el problema; a cuando uno camina este difícil proceso, que es participar de una forma organizada, con propuestas, y tratando de que esa propuesta traiga consigo una mejora en la sociedad como un todo”, afirmó el Presidente Ejecutivo del Consejo Nuevo León, Carlos Salazar Lomelín.

Está experiencia permitirá aumentar la vigilancia ciudadana y la transparencia en los procesos de compra gubernamentales.

“Una buena parte de la riqueza del Estado está en su academia, por lo cual quisimos reforzar con ella la certificación que por ley tiene que darse a quienes participen formalmente como testigos sociales”, comentó José Quiroga Castañón, coordinador de la Comisión de Gobierno Eficaz y Transparencia del Consejo Nuevo León.

El cierre de la primera edición del curso “Capacitación para Testigos Sociales” contó con la presencia del Director de Educación Continua y Desarrollo Profesional de la UANL, Juan Manuel Adame Rodríguez, y el Director de la Facultad de Ciencias Biológicas, Antonio Guzmán Velasco.

Asimismo con el Director de Transparencia Gubernamental y Calidad de la Contraloría del Estado, Héctor Garza Sánchez; el Director del Departamento de Ciencias Sociales de la UDEM, Rafael Ibarra Garza; y la Coordinadora de la sede Monterrey de la Escuela de Gobierno y Transformación Pública del Tecnológico de Monterrey, Ivette García de Hoyos.

“Estos cursos son una propuesta para la sociedad hacia una democratización, en la cual, a través de los testigos sociales, se garantiza la transparencia en los procesos de compras de los Gobiernos estatales y municipales”, mencionó el anfitrión, Antonio Guzmán Velasco.

 

¿Qué es un testigo social?

Es aquel ciudadano que, previo registro ante la Contraloría estatal, participa como un observador y tiene el derecho a voz en los procesos de contrataciones que lleven a cabo las dependencias y entidades de la administración pública estatal.

Quien funja como uno, tendrá un amplio conocimiento en el marco legal y las capacidades requeridas para contribuir al combate de la corrupción dentro de los ejes de la prevención, la detección y la sanción del delito.

Aunque la labor de los testigos sociales no recibe ninguna remuneración, su observación y posterior documentación es fundamental en la ejecución y transparencia.

Quienes concluyeron la capacitación podrán continuar con los demás requisitos para ser registrados en el padrón de testigos sociales por parte de la Contraloría del Estado, que les apoyará en ese proceso.

Por
Erick Aly Castro Méndez
Fecha
Agosto 4 de 2018
Fotografía
Erick Aly Castro Méndez