Tigrillas de handball caen con la frente en alto

En un vibrante partido de inicio a fin, el equipo de la UANL cayó contra el Instituto Tecnológico de Sonora en la semifinal de handball femenil de la Universiada Nacional 2018

   

Fue un encuentro de alarido. Cualquier equipo pudo haber ganado, pero al final el conjunto del Instituto Tecnológico de Sonora (ITSON) venció, en tiempos extra, al representativo de la UANL en la semifinal del handball femenil en la Universiada Nacional 2018.

Las jugadoras de Tigres vendieron cara la derrota. Incluso, el marcador en tiempo regular terminó 21-21, después de un final en el que Litzy Espronceda, la portera felina, se vistió de heroína al atajar un tiro en los últimos segundos.

Para los tiempos extra, ambos conjuntos universitarios siguieron el juego con intensidad, pero las deportistas de Sonora fueron más contundentes.

El marcador final fue de 24-26, en favor del ITSON. El equipo de la UANL tendrá que disputar el 30 de abril el partido por el bronce e igualar lo que se realizó en el 2017, cuando consiguieron la presea de tercer lugar.

“Nos preparamos muy bien y el rival también. Fue una final adelantada prácticamente”, consideró el entrenador de las felinas, José Antonio Sánchez Jasso.

“Tuvimos muchas acciones que no supimos concretar y al final el otro equipo sí las supo concretar y ahí estuvo la diferencia, en la definición”, concluyó.

Por parte del equipo femenil de la UANL, destacó la jugadora número 19, Nashelly Jaramillo, estudiante de la Facultad de Organización Deportiva, quien anotó 10 goles en el encuentro. 

Por
Marco Córdova
Fecha
Abril 28 de 2018
Fotografía
Osvaldo Narvaez