Dividen UANL y UAS pases a semifinales

En los cuartos de final del futbol asociación, Tigres, y Águilas de la Universidad Autónoma de Sinaloa se enfrentaron en ambas ramas. Tigres ganó en la rama femenil; y los sinaloenses en la varonil. Ambos juegos terminaron 2-1.

   

 

Tigres y Águilas se vieron las caras en los cuartos de final del futbol asociación en las ramas femenil y varonil. Hubo triunfos repartidos por 2-1 para cada bando.

Por la mañana, el equipo femenil de Tigres superó al de la Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS) en un juego ríspido y un tanto agreste, característico de los juegos entre ambas escuadras en la Universiada Nacional UAEMex 2018.

Jordana Pérez, camisa 12 de Tigres, puso al frente a las felinas. Un autogol de Jocelyne Luque amplió la ventaja a dos goles y Alondra Camargo descontó por las norestenses el colofonario 2-1.

“El equipo tiene muy marcado el lema: prohibido rendirse dentro y fuera de la cancha. El equipo nunca se rindió. Siempre seguimos luchando y nunca bajamos la guardia. Gracias a Dios se dio el resultado”, dijo Jordana instantes después del silbatazo final.

Jordana Pérez, quien es estudiante de la Facultad de Organización Deportiva, jugó con garra en el campo de la Unidad Deportiva San Antonio Buenavista. Ella sufrió un tirón faltando un minuto para concluir el juego.

“Esto no deja de correr hasta que el árbitro pite el final. (En esa jugada) Di mi mayor esfuerzo. Las piernas ya no me apoyaron mucho pero di lo mejor de mí”, relató.

Las Tigrillas ahora esperan a su rival en semifinal, que será quien gane entre la Universidad Panamericana de Guadalajara (UPGDL) y el Instituto Tecnológico de Sonora (ITSON).

“Conforme avance la competencia los rivales son más difíciles. El torneo aprieta un poco más, pero el equipo trae un buen nivel. Vamos contra el que nos pongan encima”, disparó.

Entre un aguacero tremendo, Tigres varonil perdió contra los sinaloenses. El único tanto felino lo anotó Luis “El Chompie” Esteban, camisa 10, en gran jugada personal.

El entrenador del equipo, Roberto Gadea, consideró que quizá su equipo se confió y la copiosa lluvia no cooperó con el estilo de su equipo, además que los de Culiacán hicieron un excelso trabajo defensivo y fueron letales en el marco felino.

"No hicimos un buen partido. Creo que debimos trabajar más. Los muchachos como que se confiaron. El agua no nos permitió lo que mejor hacemos, que es poner el balón en el piso. Ellos hicieron defensivamente un trabajo perfecto. Tuvieron dos oportunidades en dos errores nuestros que fueron tiros que se desviaron y se mete, pero así es esto”, externó.

A pesar de la derrota, Gadea considera que hicieron un buen torneo aunque reconoce que les faltó muchísimo y adelante tienen muchas cosas por mejorar.

“Hay que mejorar todo. No nos conformamos con lo que se hizo. Nos faltó muchísimo, sobre todo intensidad en los últimos juegos. A pesar de que nos preparamos bien físicamente la altura nos afectó muchísimo”, excusó.

 

Por
Luis Salazar
Fecha
Mayo 7 de 2018
Fotografía
Norberto Coronado