Debuta handball femenil con triunfo ante anfitrión

En su primer partido de la Universiada Nacional, el equipo de handball de la UANL derrotó 64-2 a la Universidad Autónoma del Estado de México.

   

El equipo de handball femenil de la UANL inició su participación en la Universiada Nacional 2018 con un triunfo contundente frente a las anfitrionas.

Las deportistas, dirigidas por José Antonio Sánchez Jasso, demostraron que van por todo en este certamen. Para muestra, derrotaron con un marcador de 64-2 al cuadro de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM) en su primer juego.

El representativo de Tigres buscará en esta Universiada Nacional 2018 superar lo que realizaron en la edición del año pasado, cuando ganaron el bronce.

“Siempre es importante empezar una competencia ganando porque eso nos da confianza”, comentó Sánchez Jasso.

“Las expectativas de este equipo es estar en los primeros lugares y ganar la medalla de oro, que es a lo que venimos nosotros”, indicó.

Debut soñado

Para Debanhy Arriaga Botello, estudiante de 17 años de la Facultad de Ciencias Químicas, representar los colores de la UANL por primera vez en una Universiada Nacional fue un sueño hecho realidad.

La deportista practica handball desde quinto de primaria, y ha representado a Nuevo León en competencia nacionales, donde ha conseguido tres oros y un bronce.

Ahora, vestida de azul y oro, Debanhy asegura que gracias a los entrenadores, quienes la han acompañado desde pequeña, ella forma parte del equipo representativo Tigres de handball femenil en la Universiada Nacional 2018.

“He estado esperando mucho para esto”, expresó emocionada al terminar el partido.

“La verdad me siento muy contenta porque es un sueño que yo tenía desde que inicié en primaria, ya que los entrenadores que conocí al principio fueron mis entrenadores ahora en Tigres”.

En su primer partido, Debanhy colaboró en la victoria de su equipo, con su desempeño en la cancha en el primero y segundo tiempo. Desde la tribuna, siempre tuvo el apoyo de su mamá, quien viajó desde Monterrey a Toluca para alentar a su hija. 

Por
Marco Córdova
Fecha
Abril 24 de 2018
Fotografía
Marco Córdova