Arrasa Tigres en bádminton

Con presencia tigre en las cinco finales que hay en el bádminton, el equipo de la UANL obtuvo cuatro oros y una plata; arrasó con el medallero en esta disciplina. Ramón Garrido ganó tres metales dorados: en dobles, mixto e individual.

   

Si buscan un gallo en el bádminton, esos son los Tigres.

El equipo de la UANL, donde los seis atletas son estudiantes de la FOD, ganó cuatro de las cinco competencias que hay en esta disciplina: singles varonil, dobles varonil, dobles femenil y mixto.

La perfección en medallas para Tigres hubiese llegado si Adriana Valero, que también disputó la final en singles femenil, hubiese vencido a Sabrina Solís del ITESM SLP.

“La verdad es que veníamos por cuatro oros. Nos lo planteamos desde que supimos que habría Universiada. Sabíamos que teníamos el equipo más fuerte; era solo reflejarlo en la cancha”, manifestó Marco Garrido, entrenador del equipo y hermano de Ramón.

En la primera final, de las cinco que se disputaron en el Club Toluca, Adriana perdió su final en parciales de 21-15 y 21-17.

La segunda final, primera medalla de oro para la UANL, llegó en la modalidad de dobles varonil. Luis Ramón Garrido y Francisco Treviño vencieron por parciales de 21-17 y 21-14 a la pareja de la Universidad Autónoma del Estado de México, conformada por Andrés López y Marco Mora. Era el primer oro de la jornada para Garrido.

La tercera final, segundo oro para Tigres, llegó en la final de los dobles femenil. Ahí Adriana Valero y Anahí de la Torre vencieron por parciales de 21-6 y 21-9 a Cindy Espínola y Olivia Malagón de la UNAM.

Siguió la final más sufrida para Tigres en la modalidad de pareja mixto. La pareja Tigre estaba integrada por Ramón Garrido y Anahí de la Torre. El primer set lo ganó la pareja de la UAEMex, que formaban Andrés López y Mónica Montero con marcador de 21-18. Pero Tigres vino de atrás y ganó el segundo set 21-17; y el cardiaco tercer set por 21-13. Este era el segundo oro del día para Garrido.

La quinta y última final del torneo fue una guerra fraternal. En ella se enfrentaron dos tigres: Ramón Garrido y Francisco Treviño. Garrido ganó el primer set por 21-19; y el segundo por 21-13.

“Es un trabajo de años, ellos (Ramón y Francisco) tienen 19 años jugando bádminton. Agradezco al doctor José Alberto Pérez García, Director de Deportes, y a nuestro Rector Rogelio Garza Rivera, que ayer nos acompañó”, declaró el entrenador.

Por
Luis Salazar
Fecha
Mayo 3 de 2018
Fotografía
Osvaldo Narváez