Un estilo de vida saludable, la llave para prevenir la hipertensión

El 17 de mayo, se conmemora el Día Mundial de la Hipertensión, problema de salud vinculado a la dieta, ingesta de alcohol, inactividad y tabaquismo. El cardiólogo Ramiro Flores Ramírez recomienda a la población una valoración en casos de antecedentes familiares, obesidad y diabetes.

   

La hipertensión sigue siendo una de las enfermedades que más afecta a la población mexicana.

La Encuesta Nacional de Salud y Nutrición de Medio Camino 2016 (ENSANUT) asegura que la prevalencia actual en el país es de 25.5 por ciento, y de esta cifra, el 40 por ciento desconocía que la padecía.

Para el profesor del Servicio de Cardiología del Hospital Universitario “Dr. José Eleuterio González”, Ramiro Flores Ramírez, es importante la prevención mediante la práctica de hábitos saludables.

“La recomendación es que todos deben realizarse una evaluación médica a cualquier edad, para saber cómo están las cifras de presión arterial. Si esta se presenta en el paciente, lo primero es cambiar los hábitos, es decir, llevar una dieta balanceada con frutas y verduras, hacer ejercicio, consumir menos cantidad de sal y acudir a los centros de salud para una revisión completa”, recomendó el especialista de la UANL.

 

¿Qué es la hipertensión?

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, es un trastorno en el que los vasos sanguíneos tienen una tensión persistentemente alta, lo que puede dañarlos.

La tensión arterial es la fuerza que ejerce la sangre contra las paredes de los vasos (arterias) al ser bombeada por el corazón. Cuanto más alta es, el esfuerzo que tiene que realizar el corazón para bombear es mayor.

Generalmente, esta enfermedad es asintomática, pero cuando hay signos, aparecen el dolor de cabeza, latidos muy acelerados del corazón y dificultad al respirar.

 

Los diferentes tipos de hipertensión

  • Primaria: se desconoce la causa y equivale al 95 por ciento de los casos.
  • Secundaria: existe una causa que está provocando la presión alta y son el cinco por ciento de los casos; se sospecha en pacientes que nunca la habían padecido y en un instante aparece. Pueden presentarse en personas muy jóvenes con menos de 20 años de edad o en la tercera edad. Las casusas pueden ser renales, de los vasos sanguíneos de los riñones, tumores de las glándulas suprarrenales y enfermedad de la tiroides.

 

¿Qué factores pueden influir para padecerla?

  • Genética (si los abuelos o papás tuvieron hipertensión, la probabilidad de padecerla es alta)
  • Ambiente (la presión atmosférica y la altura de ciertas ciudades pueden predisponer para padecer la enfermedad, pero no quiere decir que todas las personas la van a desarrollar)
  • Obesidad
  • Diabetes
  • Sedentarismo
  • Tabaquismo
  • Consumo excesivo de sal
  •  

¿Por qué es importante mantener la presión arterial estable?

Según el cardiólogo Ramiro Flores Ramírez, la cifra estándar para cualquier joven o adulto debes ser 120/80 mm Hg.

Pero cuando ésta no se controla de manera adecuada puede desencadenar diversas afectaciones a otros órganos del cuerpo, principalmente:

  • Cerebro: la sangre se filtra a éste y provoca un accidente cerebrovascular
  • Corazón: infartos de miocardio y un ensanchamiento del corazón que, posteriormente, desencadena una insuficiencia cardiaca
  • Riñones: deficiencia renal
  • Ojos: hemorragias en la retina

Actualmente, esta enfermedad es tratada con medicamentos, pero para el Flores Ramírez, la primera indicación médica debe ser cambiar el estilo de vida.

Por
Isabel Morales y Eduardo Rodríguez Palacios
Fecha
Mayo 17 de 2018
Fotografía
Ricardo Andrés Rodríguez