EPOC, la enfermedad de los fumadores

La Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC) afecta, en el 95 por ciento de los casos, a las personas que fuman o alguna vez consumieron tabaco. Los principales síntomas son la dificultad para respirar, tos crónica y expectoración con mucosidad.

   

Entre las múltiples enfermedades asociadas al tabaquismo, existe una en particular que muchos fumadores la conocen, pero pocos la reconocen como un problema que podría conducirlos a la muerte.

Se trata de la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC), que representa la cuarta causa de mortalidad en el mundo.

Este 2017, la Organización Mundial de la Salud conmemora el 15 de noviembre como el Día Mundial de la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica, para concientizar a la población sobre este problema que afecta principalmente a los fumadores.

 

¿Por qué los fumadores padecen EPOC?

Al contener el cigarro miles de sustancias químicas -algunas venenosas y otras cancerígenas- la EPOC se caracteriza por la obstrucción de la circulación del aire, lo que genera dificultad para respirar.

"Esa obstrucción al paso del aire se ve favorecida por el hecho de que ocurre daño en el pulmón, destrucción en el tejido pulmonar y es lo que se le conoce como enfisema pulmonar", aseguró Homero Nañez Terreros, Jefe de Medicina Interna del Hospital Universitario "Dr. José Eleuterio González".

"Al entrar un aire enrarecido, genera a nivel de las vías respiratorias una respuesta inflamatoria; esa inflamación hace que disminuya la capacidad de las vías aéreas por un lado y por otro lado ocurre espasmo", agregó el especialista en Neumología Intensivista.

La EPOC tiene una evolución lenta y generalmente se hace evidente a partir de los 50 años de edad.

Los síntomas más frecuentes de este padecimiento son la disnea (dificultad para respirar), la tos crónica y la expectoración con mucosidad.

Mientras más fume una persona, el riesgo de la EPOC aumenta, lo que se traduce en un problema que repercute en los esfuerzos del día a día, como subir escaleras.

"Llega un momento en que le cae una gripa o infección y ocurre una agudización de la enfermedad. Hay más tos, hay más flemas, y la persona siente que se está ahogando", explicó Nañez Terreros.

“La persona viene y te dice: pero doctor, ¿por qué me paso esto con esta gripe, si hace un año me daba gripe y no sentía que me ahogaba? Y es porque vamos perdiendo capacidad pulmonar", agregó el especialista de la UANL.

Naturalmente, a partir de los 20 años de edad, las personas pierden 30 mililitros de aire al año. Las personas que fuman pierden el doble de aire.

Se estima que en 2015 murieron cerca de 3 millones de personas en todo el mundo por EPOC, lo que representa un cinco por ciento de todas las muertes registradas ese mismo año.

"Lo importante es saber que si estuviste expuesto al cigarro, si fumaste, aunque hayas abandonado el cigarro hace 10 o 20 años, recordar que el pulmón sigue envejeciendo, el daño quedó establecido.

"Ya perdiste mucho aire y con el paso del tiempo, puede que llegues por abajo del umbral donde empiezan a aparecer los síntomas", puntualizó el neumólogo del Hospital Universitario.

 

Contaminación también causa EPOC

Aunque el 95 por ciento de los casos asociados a la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica son a causa del tabaquismo, el doctor Homero Nañez Terreros aseguró que la contaminación ambiental también impacta en este padecimiento.

El neumólogo precisó que la combustión de leña, la exposición laboral a polvos y productos químicos también pueden producir EPOC.

Aunque estos factores -en conjunto- representan apenas el cinco por ciento de los casos de la EPOC, el profesor de la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Nuevo León, recomendó a la población evitar la larga exposición a estas condiciones.

"Es importante no hacer ejercicio al aire libre en espacios donde hay altos niveles de contaminación.

"En un minuto respiramos alrededor de 10 litros de aire. La gente que empieza a correr está metiendo en un minuto tres veces más aire, quiere decir que está triplicando la cantidad de contaminantes en tu cuerpo", precisó el neumólogo.

 

Cuenta HU con Centro de Prevención y Rehabilitación de Enfermedades Pulmonares Crónicas

El Hospital Universitario "Dr. José Eleuterio González" cuenta con un equipo de vanguardia para el diagnóstico y tratamiento de la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica.

A través del Centro de Prevención y Rehabilitación de Enfermedades Pulmonares Crónicas, los fumadores pueden detectar esta enfermedad, para recibir un tratamiento que mejore su calidad de vida.

En el centro que dirige el Servicio de Neumología y Medicina Crítica se realizan estudios como espirometría, pletismografía de pulmón, difusión de monóxido, tele de tórax, pruebas de ejercicio cardiopulmonar, entre otras.

Además, cuenta con una Clínica Antitabaco, donde se atiende el principal problema para prevenir la enfermedad.

"Si soy una persona que fumé, debo tener en mente que puedo tener una enfermedad que ahorita no me está dando síntomas, pero en un futuro sí.

"La enfermedad no tiene cura, pero es tratable. Hay mucho medicamento para tratar la enfermedad, el secreto es identificarla, que el paciente acuda con el especialista y tratar la condición", precisó el Jefe de Medicina Interna del HU.

Por
Blanca Medina Viezca
Fecha
Noviembre 15 de 2017
Fotografía
Efraín Aldama Villa