Investigan influencia de las nuevas tecnologías en la sociedad

“Nos estamos volviendo dependientes tecnológicos, en ocasiones descuidamos otras facetas de la vida por estar conectados, y para muchas personas se ha convertido en algo primordial”, mencionó Lucila Hinojosa Córdova, investigadora de la UANL.

Por Eliud Silva / Fotografía: Eduardo Benavides

Las nuevas tecnologías de la información y la comunicación (NTIC) son un conjunto de tecnologías que permiten transmitir, encontrar, almacenar, convertir y administrar información. La tecnología es de gran importancia en nuestra vida, la utilizamos en el trabajo, en la escuela, en casa; además, gracias a algunos dispositivos, podemos usarla mientras nos trasladamos de un lugar a otro.

Estamos conectados una gran parte del día y, en ocasiones, la tecnología acapara tanto tiempo en la vida de las personas que esto puede tener consecuencias desagradables a nivel social. Por esta razón, en la Facultad de Ciencias de la Comunicación (FCC) de la Universidad Autónoma de Nuevo León se realiza una investigación que busca determinar la influencia de las nuevas tecnologías en la sociedad.

El proyecto toma su nombre del Coloquio Internacional “Tecnologías de la Información y Comunicación Social hacia la Sociedad del Conocimiento”, que se realiza en la FCC desde 2005. “Nos estamos volviendo dependientes tecnológicos. En ocasiones descuidamos otras facetas de la vida por estar conectados y, para muchas personas, se ha convertido en algo primordial”, mencionó en entrevista la doctora Lucila Hinojosa Córdova, investigadora de la UANL.

La investigación postula la necesidad de aprender a usar la tecnología para nuestro beneficio, teniendo en cuenta las repercusiones que su abuso podría tener tanto a nivel local como global. Se requiere buscar un equilibrio entre el tiempo que se pasa conectado y el que se dedica a las relaciones interpersonales, pues la convivencia frente a frente permite desarrollar habilidades sociales que favorecen el bienestar social.

Internet y las redes sociales han tenido gran arraigo entre los jóvenes; sin embargo, éstos son los más vulnerables a sufrir alguna mala experiencia en línea. Al buscar ser reconocidos, los adolescentes son capaces de proporcionar información personal que puede ser mal utilizada.

Para prevenir riesgos, es necesaria una participación más activa de los padres en las actividades que realizan sus hijos en Internet, en especial en las de los más pequeños. Imponer reglas sobre la información que comparten en la red o permanecer cerca cuando los hijos están conectados, son aspectos importantes que los padres deben considerar.

También es posible utilizar las nuevas tecnologías para el bien de la sociedad. La movilización revolucionaria en países árabes desde 2010 se propició por medio de Internet, principalmente por las redes sociales.

En el aspecto académico, en México se implementó el programa de Enciclomedia, que partiendo de la digitalización de los libros de texto, vincula diversos recursos multimedia con el fin de promover procesos formativos de mayor calidad.

Este programa no obtuvo los resultados deseados, ya que una gran cantidad de maestros no recibió la capacitación adecuada para el manejo del equipo y otros rechazaron la actualización, dejando a los jóvenes sin oportunidad de interactuar con esta tecnología.

Con los datos recabados en la investigación se realizó un perfil de la comunidad universitaria respecto a la tecnología. Se conoce que el 96 por ciento de los alumnos cuentan por lo menos con un teléfono celular, comparado con el 92 por ciento de los docentes y el 91 por ciento del personal administrativo.

También se descubrió que el personal administrativo utiliza el messenger para intercambiar información entre diversos departamentos.

Al tener en cuenta el uso de la tecnología en alumnos y personal administrativo, se ayuda a mejorar los procesos académico-administrativos de la Universidad, implementando recursos como el messenger y mensajes sms.

La brecha digital es muy notoria: mientras la gran mayoría de los universitarios tiene acceso a la tecnología y a los servicios; quienes no tienen acceso a la educación universitaria tampoco lo tienen a la tecnología.

A través de estos estudios se busca proponer políticas, tanto estatales como federales, que permitan a personas de bajo poder adquisitivo tener acceso no sólo a los dispositivos, sino también al conocimiento adecuado para utilizarlos.

“Falta una política de Estado más consistente, que no sea de sexenio, que tenga continuidad. Tenemos que analizar las fallas en proyectos como Enciclomedia para después pensar en otros y tomar las decisiones adecuadas.

Si trabajamos juntos Universidad, a través de la investigación; Gobierno, tomándonos en cuenta para realizar este tipo de proyectos; y sociedad, siendo receptiva y aprovechando las oportunidades que se le dan para conocer las nuevas tecnologías; México puede llegar a ser una sociedad más equitativa, democrática y responsable, pues el tener acceso a la información y conocimiento proporciona más elementos de juicio para la toma de decisiones. Las NTIC deben ser un medio, no un fin para la sociedad”, finalizó Hinojosa Córdova.

Lucila Hinojosa Córdova cursó la Licenciatura en Ciencias de la Comunicación y la Maestría con especialidad en Ciencias de la Comunicación en la UANL. Cuenta con un Doctorado en Ciencias de la Comunicación Social por la Universidad de La Habana en Cuba.
Es miembro del Sistema Nacional de Investigadores, Nivel I.

 

Fecha
Abril 23 de 2012
Fotografía