Bajan costos en los trasplantes de células madre

Entre los diversos estudios que la Facultad de Medicina de la UANL ha realizado en torno al tema, la doctora Olga Graciela Cantú Rodríguez, habló a cerca de los gastos que representan los trasplantes de médula ósea y cómo se han enfocado para que estos bajen, siendo esto último, un aspecto fundamental y de alto impacto para la población mexicana en la última década.

Por: Gabriela Hernández Villanueva.

Los altos costos de los trasplantes de células madre, a lo largo de la primera década del 2000 en México, representaba un problema para los pacientes que requerían de este tipo de intervenciones en el país.

Buscando solucionar esa problemática, investigadores de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL), analizaron cómo bajar los costos de los tratamientos.
Para profundizar en el tema, la doctora Olga Graciela Cantú Rodríguez, investigadora del Departamento de Hematología de la Facultad de Medicina de la UANL, habló al respecto.

EMFERMEDADES QUE REQUIEREN DEL TRASPLANTE

“El trasplante de células madre es un procedimiento que se usa, frecuentemente, en padecimientos hematológicos (problemas de la sangre) que pueden ser malignos (cáncer, leucemia, linfoma, mieloma), o pueden no serlo (anemia aplásica, anemia hemolítica)”.

“Estas enfermedades provocan la muerte de las células madre y al no haber células que produzcan sangre, el paciente, que tiene déficit de glóbulos rojos, glóbulos blancos y de plaquetas, consecuentemente, tendrá problemas de bajas defensas y de coagulación”.

“Varias de estas enfermedades se presentan desde el nacimiento, con diferentes grados de gravedad; dependiendo de esta gravedad, será la necesidad de hacer algo tan drástico como un trasplante, o algún otro tratamiento de soporte”, aclaró Cantú Rodríguez.

CÉLULAS MADRE

“Las células madre son aquellas células que son capaces de producir sangre y algunos otros tejidos”, explicó la investigadora. “El trasplante de médula ósea consiste en destruir las células madre que están dentro de la médula del hueso de un paciente, para intercambiarlo por una médula ósea nueva, ya sea del mismo paciente (trasplante autólogo) o de otra persona (trasplante alogénico)”.

Lo anterior se realiza extrayendo las células madre del donante de diferentes fuentes, como de la médula ósea, que se encuentra en los huesos de la cadera en los adultos, o de la sangre periférica después de recibir medicamento para movilizarlas a este sitio desde dentro de la médula ósea del hueso.

Como técnica, el trasplante de médula ósea se parece mucho a una transfusión sanguínea, sin embargo, como tratamiento, es un evento muy complejo, tan complejo como los transplantes de órganos sólidos, de acuerdo a lo comentado por Cantú Rodríguez.

“Las células madre son células sueltas que están en dilución y se ven como sangre; es por eso que un trasplante de médula ósea se parece más a una transfusión, que a un evento quirúrgico.

“Uno toma las células madre por diferentes vías, a través de las venas o haciendo infusión que llegue directo al espacio óseo (hueso). Posteriormente, estas células se purifican y se infunden al receptor del trasplante a través de un catéter”, explicó.

Las células madre tienen la capacidad de encontrar su lugar en el cuerpo del receptor, solas se ubican en el sitio que les corresponde. No hay necesidad de que los médicos las dirijan, ya que existen sustancias y factores en el cuerpo que las llaman a ocupar su espacio, y a crecer.

COSTOS DE TRASPLANTES DE CÉLULAS MADRE

Entre los diversos estudios que la Facultad de Medicina de la UANL ha realizado en torno al tema, la doctora Olga Graciela Cantú Rodríguez, habló a cerca de los gastos que representan los trasplantes de médula ósea y cómo se han enfocado para que estos bajen, siendo esto último, un aspecto fundamental y de alto impacto para la población mexicana en la última década.

“Los trasplantes son eventos muy costosos y lo son en todo el mundo. No costosos por el hecho de la técnica del procedimiento, sino por todo su entorno, por las pruebas, los medicamentos de alta especialidad que se necesitan y por los equipos altamente complejos que se requieren”.

“En algunos lugares del mundo, como en Europa o Estados Unidos, hacer un trasplante puede costar entre 2 y 5 millones de pesos mexicanos”, señaló la investigadora.

Parte de la investigación de Cantú Rodríguez evaluó qué procedimientos se podían modificar de los protocolos de trasplante en otros sitios, para adaptarlos a las necesidades de México, sin que los cambios hicieran que el evento del trasplante fuera de menor calidad.

Conforme a lo anterior, la Facultad de Medicina creó, desde el inicio del año 2000, una clínica para pacientes de trasplante con disponibilidad las 24 horas. Esta unidad bajó mucho los costos debido a que no se requería hospitalizar a los pacientes del programa de trasplante de células madre, ya que podían ser atendidos de cualquier necesidad en la clínica, sin tener que dormir en el hospital.

Además se empezaron a utilizar las células madre obtenidas de la sangre periférica con lo cual ya no fue necesario usar el quirófano para la obtención de la médula del donante, ni la recuperación del mismo en hospital, posterior al procedimiento.

“Al tener esta clínica de 24 horas de disponibilidad, los 365 días del año y que los pacientes no tengan que estar hospitalizados, abarata costos; que no tenga complicaciones asociadas al manejo intrahospitalario y que no tenga que utilizar catéteres, abarata costos, lo anterior sin que el paciente se ponga en riesgo ya que está vigilado en una clínica de atención constante", puntualizó Cantú Rodríguez.

En noviembre de 2007, la UANL, en conjunto con el Centro de Hematología y Medicina Interna de Puebla, publicó un artículo del proyecto de Investigación de Trasplantes Ambulatorios en México, que les mereció ganar el Premio Carso en Trasplantes, de los Premios Bienales de FUNSALUD (Fundación Mexicana para la Salud), por el impacto, no sólo científico, sino social, que representó el hacer trasplantes a menor costo, y a su vez hacer esta actividad más accesible a la población en general.

*** Olga Graciela Cantú Rodríguez cuenta con una especialidad en Medicina Interna y una subespecialidad en Hematología, en 1996 y 1998 respectivamente; estudios realizados en la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Nuevo León, posterior a ello, realizó una superespecialización en trasplante de médula ósea. Reconocida por el Sistema Nacional de Investigadores, Nivel I desde 2004.
 

Fecha
Abril 14 de 2011
Fotografía