Facultad de Agronomía celebra aniversario con cabalgata

La Facultad de Agronomía de la Universidad Autónoma de Nuevo León celebró su sexagésimo segundo aniversario con una tradicional cabalgata por la Unidad Marín. Participaron más de 50 jinetes, entre ellos, egresados y sus familias.

   

Medio centenar de jinetes recorrieron los campos experimentales de la Unidad Marín para celebrar el aniversario número 62 de la Facultad de Agronomía.

El Rector de la Universidad Autónoma de Nuevo León, Rogelio Garza Rivera, encabezó la tradicional cabalgata que reunió a diversas generaciones de egresados y sus familias, así como estudiantes, profesores y autoridades universitarias.

Montado sobre “El mariachi”, un caballo cuarto de milla blanco, el Ejecutivo universitario recorrió este campo experimental de la UANL. Observó los cultivos de avena y cítricos, las hortalizas, invernaderos y viveros; además, del área pecuaria, integrada por ganado caprino, ovino, porcino y bovino lechero.

La Unidad Marín de la Facultad de Agronomía cuenta con una superficie de 870 hectáreas. El coordinador Fernando Sánchez Dávila precisó que, actualmente, se cultiva moringa en los invernaderos; en los viveros, plantas nativas de la región: mezquite, huizache, anacahuita, retama, encino y ébano.

 

Cabalgata y fraternidad

Desde hace trece años, la gran familia de la Facultad de Agronomía se reúne en el campus Marín para celebrar el aniversario de su alma máter, fundada el 8 de diciembre de 1954, por iniciativa del doctor Eduardo Aguirre Pequeño.

El Director Alejandro Sergio del Bosque González recibió a los invitados especiales, entre ellos, el Secretario de Desarrollo Agropecuario de la UANL, Ramón Guajardo Quiroga; el Director de la Facultad de Medicina Veterinaria, Gustavo Moreno Degollado, y el Director del Centro de Investigación en Producción Agropecuaria, Nelson Manzanares Miranda.

Maestros, estudiantes y un gran número de egresados, junto a sus familias, arribaron a las instalaciones universitarias, bajo una pertinaz lluvia y temperaturas inferiores a los 10 grados.

A lomo de caballo, carretas o plataformas remolcadas por tractor, los más de ochenta asistentes realizaron el tradicional recorrido, que incluyó la visita a las presas gemelas y La Juventud, donde están las áreas de riego.

 

Convivencia familiar

Como en ediciones anteriores, Mario García Reyna acudió a la celebración junto a su esposa Yajaira Hinojosa, hijos: Luis Mario, Regina y Lino, y mascota Rango, un pastor ovejero australiano.

El ingeniero agrónomo zootecnista, perteneciente a la generación 1996-2001, recorrió más de 110 kilómetros para estar en la cabalgata. Hace 15 años egresó de la UANL y actualmente radica en Montemorelos.

Sentado sobre pacas de forraje, Luis Mario García Hinojosa (11 años) comentó que desea seguir los pasos profesionales de su papá; el alumno de sexto año de primaria desea cursar una carrera en la Facultad de Agronomía.


El campo y el ser humano

Para el coordinador del Campo Experimental La Ascensión, Javier Castillo Espinoza, la cabalgata simboliza la relación del campo y el ser humano. El caballo enaltece a las personas, confiere fortaleza, nobleza y generosidad.

Destacó que, por primera vez, un Rector de la Universidad Autónoma de Nuevo León encabeza al contingente de cabalgantes. Esta tradición, instituida en 2004, se ha desarrollado en trece ediciones consecutivas como una manera de unión y mantener viva la esencia de la institución, que cumple 62 años de vida educativa.

Por
Eduardo Loredo Rivera
Fecha
Diciembre 10 de 2016
Fotografía
Efraín Aldama Villa