Expide UANL primer título con rectificación sexo-genérica

Para Luisa Rebeca Garza López representa un logro personal, profesional y de activismo social; para la Universidad Autónoma de Nuevo León, un compromiso con los derechos humanos.

   

Licenciada en Administración por la Universidad Autónoma de Nuevo León, Luisa Rebeca Garza López es la primera mujer transgénero en recibir una rectificación de nombre de título y cédula profesional en el Estado de Nuevo León.

Egresada de la Facultad de Contaduría Pública y Administración en el año 2001, Garza López obtuvo la reasignación para la concordancia sexo-genérica en 2011; a partir de esa fecha, inició los trámites para la rectificación de nombre en documentos oficiales como acta de nacimiento, CURP, credencial de elector y Registro Federal de Causantes, entre otros.

Luisa Rebeca se desempeña como vocal de Capacitación Electoral y Cívica del INE en Oaxaca. La servidora pública comenzó en 2014 los trámites para corrección de certificados académicos -de primaria a facultad-, que le brindaran seguridad jurídica y laboral.

Tras cumplir con los requisitos establecidos por la Secretaría de Educación Pública y la Universidad Autónoma de Nuevo León, la activista social recibió hoy la documentación oficial que la avala como Licenciada en Administración.

Además de la expedición de título y duplicado de cédula profesional, la UANL reasignó el nombre de Luisa Rebeca en el kárdex de la Preparatoria 7 y de la Facultad de Contaduría Pública y Administración, además, en la carta de liberación de Servicio Social.

“Estoy muy agradecida con la Universidad, es mi alma máter, siempre he sido muy orgullosa de ser de la Universidad Autónoma de Nuevo León, me ha dado muchas herramientas para mi carrera profesional”, expresó Garza López.

Acompañada de su familia, Luisa Rebeca se dirigió al área de recepción del Departamento Escolar y de Archivo para tomarse la tradicional fotografía. En entrevista, reconoció las facilidades otorgadas por la UANL, pero también las áreas de oportunidad que se abren en este tipo de trámites para todas las instituciones públicas y privadas.

“Creo que es importante verificar nuestros procedimientos, crear protocolos para todas las personas que ya egresaron y han hecho procesos de rectificación sexo-genérica.

“Muchos compañeros y compañeras trans no pueden acceder a la educación o no les reconocen su historial académico, no te contratan en un trabajo porque tus datos no te representan; entonces hay una exclusión en el ámbito educativo, laboral, de salud y, al final del día, muy poca gente sabe que existimos, pero existimos”, puntualizó.

Por
Blanca Medina Viezca
Fecha
Julio 4 de 2017
Fotografía
Daniel Zamora Aguilar