El emprendimiento es una carrera de resistencia y paciencia: Andrés Muñoz

El Director General de Energryn participó en la Universidad Autónoma de Nuevo León, durante la mesa Innovación sustentable: el reto de mejorar la vida. Andrés Muñoz es cofundador de una empresa con nueve patentes en calentamiento solar de agua.

   

En el mundo del emprendimiento, antes de saber si tu producto es innovador y cumple con una necesidad de la sociedad, lo que vale es la persistencia y la paciencia, aseguró el Director General de Energryn, Andrés Muñoz.

Al participar en el segundo día de las Jornadas Expo Ingenio 2017. Propiedad Industrial en Movimiento, con sede en la Universidad Autónoma de Nuevo León, el cofundador de la empresa de innovación sustentable en México expuso que el momento clave para saber si un producto impactará en el mercado, es cuando se han hecho las pruebas mínimas al público como encuestas y alrededor del 70 por ciento está interesado en él.

“Esto no es una carrera de velocidades, sino una carrera de resistencia; es una carrera en donde se demuestra la resiliencia y en que lo más importante, es siempre escuchar el mercado y no perder la fe en ti mismo y en tu equipo”, aconsejó a jóvenes del nivel medio superior de la UANL que escucharon su plática el 10 de noviembre en la Biblioteca Universitaria “Raúl Rangel Frías”.

El ponente puntualizó que otra clave importante en un emprendedor, y que es primordial, es rodearse de buenos cofundadores.

“Es fundamental que el equipo de trabajo sea multidisciplinario. No sirve de nada que todos sean técnicos, mercadólogos o gestores, se necesita de los tres”, recalcó Muñoz.

El Director General de Energryn compartió algunas etapas por las que pueden toparse en el camino del emprendimiento, como:

  • El optimismo desinformado. Es cuando empiezas un proyecto con mucha ilusión, pero te faltan datos duros.
  • El pesimismo informado. Ya tienes esos datos duros y llega la dura realidad, por lo que terminas por desistir del proyecto.
  • El realismo informado. Cuentas con información y sabes si tu producto puede o no, significar una diferencia o un valor para la sociedad.
  • El gran vacío. Todavía no has conseguido que tu empresa sea sostenible y no has llegado al punto de equilibrio.
  • El éxito. Ya pasaste el abismo y ahora lo que tienes que hacer es concentrarte en tu mercado.

 

Por
Eduardo Rodríguez Palacios
Fecha
Noviembre 10 de 2017
Fotografía
Cesira Alvarado Zapata