Rinde tributo a Shakespeare

El escritor capitalino Humberto Robles es el ganador del Premio Nacional de Dramaturgia Emilio Carballido 2014, por su obra La Noche que jamás existió.

   

A los 12 años comenzó a leer a William Shakespeare y el amor por este gran dramaturgo, llevó a Humberto Robles de León a escribir "La Noche que jamás existió", obra en un acto que lo hizo merecedor del Premio Nacional de Dramaturgia Emilio Carballido en la edición 2014.

El nombre del escritor y guionista nacido en el Distrito Federal, ganador de este certamen convocado por la Universidad Autónoma de Nuevo León y la Universidad Veracruzana, fue revelado el 15 de diciembre en rueda de prensa que encabezó Juan Alanís Tamez, Director de Difusión Cultural y Artes Musicales de la Máxima Casa de Estudios.

En total se presentaron 134 trabajos, cifra récord para este premio que se convocó por primera vez en 1987; se registraron obras de participantes radicados en 26 estados de la República Mexicana; el premio económico para el ganador es de 150 mil pesos, más la publicación de la obra.

Oda a Shakespeare

“La Noche que jamás existió” es una obra que utiliza frases, sonetos, poemas y fragmentos de la obra de William Shakespeare en el 450 aniversario de su nacimiento; tiene dos personajes, el mismo dramaturgo inglés y Elizabeth, ella a la edad de 67 años.

Humberto Robles de León, quien envió su trabajo bajo el seudónimo de Arcadio, es dramaturgo, guionista y escritor independiente que ha dirigido sus propias obras de teatro en México, Uruguay, España y Colombia; sus trabajos se han presentado en 25 países, de tres continentes y han sido traducidas al Italiano, Inglés, Portugués, Francés y Polaco.

Es considerado el dramaturgo mexicano vivo más representado fuera de México; ha sido guionista y adaptador de programas y telenovelas: Sexo débil, Por ella soy Eva, y Qué pobres tan ricos; paralelamente colabora en asociaciones de derechos humanos.

De la obra que será galardonada en ceremonia que se realizará en abril próximo en la Universidad Veracruzana, el autor explicó que es lector de Shakespeare desde la infancia, aún sin comprender su literatura.

"Desde muy niño era muy raro, me encantaba leer a Shakespeare, por supuesto no le entendía, pero siempre me gustó y lo leía, conforme ha pasado el tiempo lo leo constantemente, es el dramaturgo más importante de todos los tiempos y es un amor por Shakespeare que para mí es lo máximo en dramaturgia, es un genio total; es un amor que permanecerá por siempre", dijo vía telefónica.

Rubén González Garza, jurado de este certamen, reconoció en la obra de Robles de León una de una gran inteligencia y habilidad para hilvanar las citas de obras de Shakespeare con el texto propio.

Por
Esperanza Armendáriz
Fecha
Diciembre 15 de 2014
Fotografía
Efraín Aldama Villa