Eloy Cavazos, Torero de Puerta Grande

El diestro regiomontano Eloy Cavazos regresó la tarde del 13 de noviembre a los ruedos de la Ciudad de México, pero ahora para presentar su libro autobiográfico; faena como escritor cargada de emotividad y nostalgia, que cautivó a sus seguidores.

   

México, D. F.- En un ambiente taurino, rodeado de amigos e incondicionales a la fiesta brava, el matador Eloy Cavazos se lanzó al ruedo capitalino para compartir su vida y una carrera enfundada en el traje de luces plena de triunfos; pero también de pesares, sacrificios y enfermedades.

La Plaza de Toros del Restaurante Arroyo fue el espacio idóneo para la presentación del libro Eloy Cavazos, Torero de Puerta Grande, publicación editada por la Universidad Autónoma de Nuevo León que contiene pasajes significativos de la infancia, familia y 44 años de trayectoria profesional del “pequeño gigante”.

Acompañado de su esposa Mary e hija Mariángeles, el espada guadalupense se rencontró con amigos y seguidores -entre aplausos y gritos de ¡torero, torero!-, a quienes dedicó su obra en una firma de autógrafo.

El Rector de la UANL, Jesús Ancer Rodríguez, mencionó que la publicación de las memorias de Eloy Cavazos es un reconocimiento a la figura del toreo, pero sobre todo, para agradecer su calidad y calidez humana constatada a través de importantes labores altruistas en beneficio del Hospital Universitario, a lo largo de 15 años, así como la convivencia y charlas motivacionales con los estudiantes de preparatoria.

Testimonio y gratitud, reiteró el Ejecutivo universitario a “un gran ser humano, una persona que comparte su experiencia, que la manifiesta en su nobleza, en su actitud; una persona que tiende la mano. Hoy la Universidad le brinda este homenaje al Torero de puerta grande”.

Ancer Rodríguez definió al diestro guadalupense como un ser humano carismático, noble y emblemático, e hizo votos por mantener su amistad y estrecha colaboración con la Máxima Casa de Estudios de Nuevo León, “para que los jóvenes vean que sí se puede, que con actitud, voluntad y sacrificio, se puede llegar a compartir y llegar a dar, que es lo más valioso que tiene el ser humano. Te felicito a nombre de la Universidad y a nombre de todos nosotros”.

El homenaje a Eloy Cavazos conjuntó la lectura dramatizada del libro autobiográfico, la proyección de fotografías y video, en un espectáculo escénico y multimedia con duración de 45 minutos, producido por la Secretaría de Extensión y Cultura de la UANL.

Al compás del pasodoble, la Orquesta de Música Popular de la Universidad Autónoma de Nuevo León sonorizó la semblanza personal y profesional de la figura del toreo mexicano, para rematar el testimonial con el corrido a Eloy Cavazos.

La presentación del libro se inscribe en la conmemoración de cuatro décadas de la segunda puerta grande de Las Ventas de Madrid, gloria alcanzada el 27 de mayo de 1972 en España, que lo reafirmaría como figura del toreo.

Palabra de un triunfador

Con más de mil 900 corridas, 20 cornadas y 14 fracturas en su carrera, Eloy Cavazos salió al ruedo el 13 de noviembre para brindar una nueva faena, pero ahora como narrador de su propia historia.

“Una disculpa a todos los grandes escritores, yo pues apenas fui a la escuela; fui hasta tercer año de primaria y no sé escribir. Gracias a que la hermana de Mary le pudo entender a mis garabatos y pudo sacar eso que yo les dije, porque me consiguieron ahí una grabadorcita […] me da mucho gusto poder escribir y yo traté de poner de todo lo que me acordaba”, lanzó un primer capote.

Entre anécdotas y agradecimientos, Eloy Cavazos evocó a cada uno de los miembros de su familia y seres entrañables que lo normaron como persona y apoyaron en su carrera: empresarios, ganaderos, medios de comunicación, médicos, encabezados por su padre taurino, Rafael Báez.

Posteriormente, se dirigió a la comitiva universitaria presidida por el Rector Jesús Ancer Rodríguez y el doctor Santos Guzmán, Director de la Facultad de Medicina, por la oportunidad de apoyar al Hospital Universitario y ofrecer “pláticas a los muchachos sobre disciplina, entrega, sobre el esfuerzo; entonces pues me siento útil y eso, para mí, ha valido mucho en mi vida”.

Sale en hombros

Entre los invitados estuvieron figuras del medio taurino, artístico, empresarial, político y periodístico, con quienes ha estrechado lazos de amistad, como el maestro Marco Antonio Muñiz.

“Normalmente nos hemos encontrado en muchas ocasiones. Él ha estado en el lugar de mi profesión, sentado, aplaudiendo, y yo he estado también diciendo y gritando ¡olé! a un gran torero en muchas ocasiones. Somos amigos desde hace muchos años”, comentó El lujo de México.

¿Qué representa Eloy Cavazos para el toreo en México?

-Pues es un torero de época, un torero de historia, un torero para recordarlo en todos los taurinos y un ejemplo como torero, como hombre, como amigo; en fin, tiene una serie de cualidades especiales para ser un gran mexicano, más que nada. Un buen padre, un buen amigo, un magnífico torero y todavía qué bueno que está con su salud, con su familia, con sus hijos y con toda la gente que lo ama. Lo queremos, lo admiramos y nos sentimos orgullosos de ser justamente amigo de él.

El intérprete Marco Antonio Muñiz destacó la labor de la UANL por publicar la autobiografía del diestro regiomontano, pero considera que aún quedan muchas hojas por escribir.

-Mire, la historia es muy interesante, el libro lo voy a leer con un detenimiento, pero lo que está haciendo la Universidad es muy honorable, es muy lindo y si en algún momento piensan en ampliarlo, de alguna manera y solicitar algunas figuras, algunas gentes conocidas pues estaría en la mejor disposición de poder aceptar cualquier invitación. Así es que una felicitación a la Universidad, un saludo para todos ustedes y un gran cariño y admiración para el matador Eloy Cavazos.

Por
Eduardo Loredo Rivera
Fecha
Noviembre 13 de 2012
Fotografía
José Luis Macías Nicanor