“El ensayo debe ser dialógico”: Barrera Enderle

En el marco del Festival Alfonsino 2017, el escritor Víctor Barrera Enderle, presentó su libro “El centauro ante el espejo. Charlas y apuntes sobre el ensayo”.

   

Víctor Barrera Enderle escribe, con el rigor del investigador, pero con la sensibilidad del poeta. Con un lenguaje hospitalario y una prosa atractiva, nos dirige hacia la dimensión comunicativa que ofrece el ensayo.

“El autor presenta una experiencia de sí mismo, y la ofrece al mundo a través del ensayo. No hay verdades para ensayar, sino verdades para descubrir.

“Las ideas que surgen, son ideas que el escritor previó, pero que yo completo como lector” expresó Coral Aguirre, dramaturga que acompañó al autor en la presentación.

Para el escritor Víctor Barrera Enderle, el ensayo debe proponer ideas, ser sincero y franco. La manera en que nos afectan los libros que leemos y lo expresamos, eso es ensayar, mencionó.

El autor define su libro El centauro ante el espejo. Charlas y apuntes sobre el ensayo como “una invitación a acercarse al ensayo” y afirma, que tener el libro físico es muy importante para él, ya que fue un proceso de casi diez años de trabajo.

“A veces está la moda de no hablar de nada y toman a este género literario como un parafraseo o un anecdotario, pero pienso que lo fundamental es que debe ser dialógico, es decir, que no sea afirmativo, impositivo, sino que invite al lector a participar o reflexionar”, explicó el también investigador de la Facultad de Filosofía y Letras de la UANL.

Su obra consta de cinco capítulos e indaga sobre la genealogía, las definiciones, los límites y los cruces con otros géneros literarios, así como una reflexión sobre el ensayo en la época actual.

Los temas plasmados en las páginas son “Las definiciones del ensayo”, “La historia del ensayo”, “El ensayo hispanoamericano”, “La historia del ensayo hispanoamericano actual” y “El ensayo hispanoamericano en el presente”.

“Este género literario ha tenido varias etapas, crisis y renacimientos, y a veces nos preguntamos ¿qué pasa con el ensayo y las industrias culturales? ¿Si vende o no? Se le ve como un género a veces ligado a la crítica o a la manera que tiene de decirnos algo afirmativamente, pero el ensayo puede ser reflexivo, dialógico, ficcional. En la época actual, éste está pisando aguas acuosas, está y no en la academia, y a su vez está y no en el mercado”, indicó el doctor en Literatura Hispanoamericana en la Casa Universitaria del Libro.

“Cada página de Reyes, como una lección del ensayo”

Barrera Enderle consideró que el ensayista deber ser un buen lector y debe tener bien despiertos los sentidos.

“El ensayista, a diferencia de otros géneros, nunca parte de la nada, en el sentido de que siempre hay detonantes, que generalmente es la misma lectura, entonces, tiene que existir esa sensibilidad para leer, observar, escuchar, porque el ensayo parte de haber visto o leído algo”, señaló.

El crítico literario indicó, que los ensayistas deben de aprenderle mucho al regiomontano universal Alfonso Reyes, ya que cada página de su obra es una lección del ensayo. En sus textos encontrarían la forma de cómo se aborda cierta temática, goce de la escritura y humor.

Barrera Enderle considera el ensayo como una gran herramienta de aprendizaje, ya que cuando ensayamos, nos exponemos, arriesgamos juicios y nunca hay un punto final, de ahí viene el aprendizaje, de la condición dialógica que permite el ensayo.

Por
Eduardo Rodríguez Palacios y Nallely Salinas A.
Fecha
Mayo 24 de 2017
Fotografía
Secretaría de Extensión y Cultura