Universitarios analizan violencia de género

Como parte de la Jornada Naranja, estudiantes de Sociología de la Universidad Autónoma de Nuevo León presentaron una serie de investigaciones y establecieron propuestas para frenar la violencia contra las mujeres.

   

En búsqueda de soluciones para erradicar la violencia hacia las mujeres, estudiantes del Colegio de Sociología de la Universidad Autónoma de Nuevo León organizaron la Jornada Naranja.

En víspera del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, que se conmemora el 25 de noviembre, los universitarios presentaron una serie de investigaciones, cuyas temáticas están ligadas a la violencia de género.

"Todo el mundo habla de sensibilización, pero creo que la sensibilización está dada por la sociedad civil, organismos internacionales, por las mismas personas que sabemos que vivimos en un mundo violento, sobre todo un mundo violento hacia las mujeres.

"La idea de esta jornada universitaria es que los muchachos y las muchachas se comprometan a presentar proyectos de investigación con la visión de género y con la intención de buscar soluciones a la no violencia hacia las mujeres", aseguró la maestra Lídice Ramos Ruiz, coordinadora del Centro Universitario de Estudios de Género de la UANL.

El encuentro fue realizado el 23 de noviembre en las instalaciones de la Facultad de Filosofía y Letras, los estudiantes expusieron proyectos de temas como el feminismo y la religión, mujeres reclusas, maternidad y violencia, paternidad y crianza, así como el macho y los movimientos anticapitalistas.

"En los estudios de género, una cosa es que tú analices y reflexiones, pero luego actúes; y la Jornada Naranja nos está sirviendo para analizar y reflexionar.

"Una posibilidad de cambio está desde los jóvenes, que en el momento en que deciden y aceptan investigar sobre este tema, ellos mismos se están transformando y la transformación cultural de la sociedad parte de las personas", puntualizó Ramos Ruiz.

Mujeres reclusas, víctimas de la violencia

El encarcelamiento de mujeres por el delito de producción, tenencia y tráfico de narcóticos se mantiene a la alza en México, así lo aseguraron estudiantes del Colegio de Sociología de la UANL, tras presentar su investigación Mujeres Reclusas.

Las jóvenes señalaron que en el país, el 70 por ciento de las mujeres que son encarceladas por tráfico de drogas reportan historias de vida de violencia física y sexual.

"Existen muchos casos de mujeres que tuvieron que ser obligadas, usadas para pasar drogas. En realidad no es como que la mayoría presente esta intención de querer hacerlo por gusto.

"Estas mujeres por lo general ocupan un rol subalterno, es decir, no están a la cabeza de estas organizaciones, sino que se dedican más al empaquetado o distribución de la droga, entonces se convierten en vehículo de tráfico", aseguró la alumna Cecilia Carolina Garza Martínez.

Las universitarias presentaron que, de acuerdo a estadísticas de la organización “Equis, justicia para las mujeres”, el 99 por ciento de las reclusas por delitos vinculados a las drogas no tienen ningún antecedente penal.

Además, nueve de cada 10 convictas no están armadas tras su detención.

"Es importante que al momento de dictar una sentencia que no se olviden del género, pues como ya vimos el contexto de las mujeres es muy diferente.

"Antes de entrar a la cárcel, muchas de ellas ya son prisioneras, porque no tienen esa libertad para decidir sobre sí mismas", reflexionó la joven Cynthia Guadalupe Zavala Puente.

En México, de acuerdo al Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en 2015 había 11 mil 372 reclusas en el país, de las cuales sólo tres mil 60 se encontraban en penales exclusivos para mujeres.

El resto se encuentran en cárceles que se rigen bajo las normas masculinas, lo que las posiciona en una situación de mayor vulnerabilidad, ante situaciones de violencia física y sexual.
 

Por
Blanca Medina Viezca
Fecha
Noviembre 24 de 2017
Fotografía
Cortesía: Facultad Filosofía y Letras