Expertos analizan en UANL futuro del sector aeronáutico

En el XXIV Congreso Internacional sobre Educación, Ciencia y Tecnología, académicos y empresarios nacionales señalaron que México debe abrir camino a la ingeniería y el diseño en el sector aeronáutico para competir en el mundo

   

Debido al crecimiento del sector aeronáutico a nivel mundial, se estima que para el año 2036 la producción de aeronaves superará las 40 mil unidades, con un valor de 5.3 billones de dólares.

Así lo aseguró Benito Gritzawsky, miembro honorario del Consejo de Administración de la Federación Mexicana de la Industria Aeroespacial, durante su participación en el XXIV Congreso Internacional sobre Educación, Ciencia y Tecnología, organizado por la Universidad Autónoma de Nuevo León.

El Director General de la empresa HEMAQ precisó que el reto del país está en generar el conocimiento y la capacidad tecnológica para competir en este sector y mantenerse como referente a nivel mundial.

“Tenemos un enorme reto frente a nosotros, porque México ha estado en los últimos años frente a los reflectores globales del sector. Hemos logrado tomar ventaja de ese dominio que tenemos en el país en el tema de manufactura avanzada.

“Pero esa oportunidad no es permanente, debemos tener cuidado en cómo lo enfrentamos y cómo sacamos ese beneficio”, explicó Gritzawsky.

El Presidente del Consejo Mexicano para la Educación Aeroespacial, Miguel Álvarez Montalvo aseguró que la clave para seguir compitiendo con el mercado internacional es cambiar el concepto de “ser excelentes manufactureros” a incursionar en la ingeniería y diseño aeroespacial.

“Viene un nuevo concepto del diseño de las aeronaves, vamos a ver aeronaves con un esquema diferente a lo tradicional, entonces el reto es la ingeniería, el diseño y es algo que las instituciones de educación tenemos que apostar en las nuevas generaciones”, señaló Álvarez Montalvo.

Ante esto, agregó, que las escuelas deben mantenerse vinculadas con el sector industrial para generar programas con pertinencia para el desarrollo aeronáutico.

“La academia tiene que evolucionar en un concepto total, la investigación está escasa en este sector.

“Tenemos que tener más acompañamiento con la industria, que la industria nos exprese sus necesidades y estaremos ocupando a los investigadores para empezar a resolver los problemas tangibles tecnológicos de la propia industria”, dijo el Presidente de COMEA.

Para atender las necesidades del sector aeronáutico, se estima que en 20 años se requerirán 650 mil pilotos en el mundo y un número igual de ingenieros y técnicos que brinden mantenimiento y reparación de las aeronaves.

“Debemos hacer servicios de ingeniería, hacer innovación, hacer desarrollo tecnológico para tener y ofertar programas educativos que habiliten a las personas para trabajos de mayor valor agregado y mayor beneficio”, aseguró Jorge Gutiérrez de Velasco Rodríguez, Rector de la Universidad Aeronáutica en Querétaro.

La participación de los expertos formó parte del panel titulado “La educación y el desarrollo tecnológico vinculado para el impulso del sector aeronáutico”.

En esta exposición de ideas también participó el Rector de la UANL, Rogelio Garza Rivera, quien aseguró los jóvenes que hoy se forman en el aula deben transformarse para competir con la mente y hacer frente a la cuarta revolución industrial.

“Hay que preparar a esas generaciones del milenio, que manejan la tecnología de manera impresionante y que nosotros debemos estar atentos a esa nueva forma de educar a esos jóvenes, rompiendo paradigmas del proceso de enseñanza – aprendizaje y nosotros debemos estar listos”, señaló el ejecutivo universitario.

En el panel también participó José Antonio Mayoral Murillo, Rector de la Universidad de Zaragoza, España; el moderador fue el Director de la Facultad de Ingeniería Mecánica y Eléctrica de la UANL, Jaime Castillo Elizondo.

El XXIV Congreso Internacional sobre Educación, Ciencia y Tecnología se realizó en el marco del 70 aniversario de la Facultad de Ingeniería Mecánica y Eléctrica de la UANL, que inició funciones en 1947.

“La FIME ha sabido transformarse, adecuándose e incluso, adelantándose a las necesidades de su entorno y ha realizado importantes aportaciones para alcanzar nuestra visión.

“Sin duda, esta facultad es uno de los mejores ejemplos de que los universitarios trabajamos con pasión y compromiso, transformando la vida de los estudiantes para que trasciendan en la sociedad”, puntualizó el Rector Rogelio Garza Rivera.

Por
Blanca Medina Viezca
Fecha
Octubre 24 de 2017
Fotografía
José Luis Macías Nicanor