Estudio de reinserción social penitenciaria será proyecto de ley

Al presentar el libro “Reinserción social. Entre urgencias penitenciarias y normatividad jurídica”, editado por la Universidad Autónoma de Nuevo León, el diputado federal Waldo Fernández anunció que este estudio será la base para un proyecto de ley federal.

   

Único en su tipo en México el libro “Reinserción social. Entre urgencias penitenciarias y normatividad jurídica”, que presentó la Universidad Autónoma de Nuevo León, será el estudio base en la argumentación de un proyecto de ley en el Congreso de la Unión.

Esto lo anunció el diputado federal Waldo Fernández, miembro de la Comisión de Seguridad en el Congreso de la Unión y principal promotor del estudio que coordinó la investigadora Patricia Cerda Pérez, junto a un equipo de psiquiatras y estudiantes de posgrado de la UANL.

El 29 de septiembre, en el Colegio Civil Centro Cultural Universitario, fue presentado el libro por Cerda Pérez junto al diputado local Ángel Barroso y Francisco Valdez Rincón, coordinador de la Facultad de Ciencias de la Comunicación (FCC).

La obra es un texto que se trabajó en el penal de Apodaca y comprende una investigación para analizar el tema de la reinserción social, la nueva normativa vigente penitenciaria de 2016 y la realidad que se vive dentro del penal.

El estudio comprende entrevistas a 312 internos y 27 miembros del personal administrativo del centro penitenciario. Además del equipo de psiquiatras participaron en el estudio 12 estudiantes de doctorado y dos de maestría, de la FCC.

“El libro establece una serie de recomendaciones en el ámbito de la seguridad, la educación y la salud, que son urgencias para estas personas que son privadas de su libertad”, aclaró la autora de 67 artículos y 17 libros sobre diversos temas de violencia.

Y es que en las cárceles del país, expuso, los estudios indican que cuatro de cada diez internos ganan 300 pesos mensuales por su trabajo.

“Hay una situación crítica en materia de seguridad y de derechos laborales, porque después de trabajar 15 o 20 años, no tienen antigüedad, retiro o ahorro”, planteó Cerda Pérez.

En la reforma penal de 2016 sobre los centros penitenciarios también hubo cambios en la denominación de este problema. Anteriormente se hablaba de readaptación social, pero ahora el concepto adecuado es la reinserción social.

“El trabajo penitenciario tiene que estar enfocado a lograr que la persona tenga los elementos necesarios en materia de educación, trabajo, valores, salud para que al salir de ahí evitemos el tema de la reincidencia delictiva”, esgrimió la investigadora de la UANL.

La doctora fue muy puntual al aclarar que una de las cosas que pide el estudio es que la ciudadanía y los tres poderes de gobierno volteen a ver el déficit de seguridad y varias problemáticas más que existen en los centros penitenciarios de México.

“Detectamos que hay un 57 por ciento de internos que traen trastornos depresivos. Ellos denuncian desde abusos sexuales, robos, problemas con las drogas. Y no es que sea una novedad, en todos los penales del mundo lo hay, pero esto impacta el fenómeno depresivo”, apuntó Cerda Pérez.

El diputado independiente Ángel Barroso declaró que, a nivel local, también presentarán una reforma de ley sobre la base de este estudio.

“Es un libro inédito y ejemplo para la nación, porque obras como éstas son necesarias para programar políticas públicas. En el sistema político tenemos una gran deficiencia; creemos que podemos resolver los problemas sin esto”, comentó el legislador nuevoleonés.

 

Por
Luis Salazar
Fecha
Septiembre 29 de 2017
Fotografía
José Luis Macías Nicanor