Lic. Minerva Guadalupe Sotelo Suárez

 

Escuela Preparatoria No. 1
 
“La Universidad abre sus brazos amorosos para todos”

Nació el 19 de julio de 1940 en Monterrey, Nuevo León. Es maestra por oficio, ya que estudió en la Escuela Normal Superior “Profesor Moisés Sáenz Garza”, del Estado de Nuevo León. Es egresada de la Preparatoria 3 y de la Facultad de Derecho y Criminología de nuestra Máxima Casa de Estudios. Fue Directora de la Escuela Preparatoria No1. Recibió la medalla “Maestro Altamirano” en 1993, por parte del Gobierno de Nuevo León. En 1999 fue nombrada Profesora Emérita de la UANL.
 
Cuando terminó sus estudios en la Escuela Normal Superior, la profesora María Guadalupe Sotelo Suárez ingresó a la Universidad como estudiante de la Preparatoria 3, donde hizo grandes amigos y amigas, una de ellas, su madre, experiencia que recuerda con gran cariño. Y es que madre e hija compartían el aula teniendo en común las ganas de luchar y salir adelante en la vida.
 
Al terminar, en 1959, empezó a estudiar en la Facultad de Derecho, de donde se tituló en 1964, para inmediatamente empezar su carrera como maestra en la Preparatoria 1. Gracias a su experiencia en la docencia impartió diferentes materias: Metodología, Psicología, Sociología, Español e Historia, mismas que considera han ido cambiado en sus modelos educativos.
 
Ser maestra de la Máxima Casa de Estudios no le fue suficiente y decidió seguir cosechando logros. Su dedicación y cariño por la Universidad la llevó en el año 1999 a ser la primera y única Directora de la Preparatoria 3, donde ahora se encuentran las instalaciones del Colegio Civil Centro Cultural Universitario.
 
En su época como estudiante, recuerda la profesora, los alumnos tenían una “corriente” turbia, ya que se apoderaban de camiones y realizaban fuertes manifestaciones en las instalaciones de este recinto.
 
Luego de que la Preparatoria 3 cerró sus aulas, la emérita fue nombrada Directora de la Preparatoria 1. “Ser directora de la Preparatoria 1 fue la culminación de mi carrera como maestra, en el 2004. Y a través de varios años tengo muchas vivencias hermosas. Yo trabajé para la Universidad 46 años. Es para mí un orgullo ser Emérita de la Universidad”, comentó.
 
Con la Visión 2020, dice la Lic. Minerva Sotelo, la Universidad Autónoma de Nuevo León continuará confirmando su apoyo a la población neolonesa, para que los jóvenes sigan estudiando.
 
A manera de cierre, envía un mensaje a los estudiantes: “Yo le diría a los alumnos que aprovechen toda la infraestructura que tiene nuestra Universidad. Que no se equivoquen a la hora de elegir una carrera. La Universidad abre sus brazos amorosos para todos, así que hay que aprovecharla. Y para que un alumno corone sus esfuerzos, no debe hacerlo solo, debe contar con el apoyo de sus padres”.
 
Félix Bernardo Córdoba Chávez